Consejos para no subir de peso durante los viajes

Scroll down to content

Follow my blog with Bloglovin
Soy del grupo de personas a las que les encanta viajar, no solo dentro de Panamá, sino también en el extranjero. Hace poco estuve visitando a una parte de mi familia que reside en Orlando, Florida, y fue una experiencia memorable. Seguro todos recordaremos estas vacaciones de verano como una muy especial.

Por lo general, cuando estamos fuera de la rutina acostumbrada, cambiamos la hora de dormir, cambiamos el horario de alimentación, comemos de más con la “excusa de estar de vacaciones” “estoy celebrando con mi familia”, etc.

Salir de viaje también incluye salir a comer fuera, pero ¡obvio! …claro que vas a salir a saborear las delicias de otro lugar: probar, conocer, experimentar, tener tu propia opinión sobre esto o aquello.

 

En fin, nos desconectamos del mundo, pero también nos desconectamos de nosotros mismos y cuando terminan las vacaciones, vienen los lamentos o mini remordimientos y no nos sentimos bien de ánimos. Nos sentimos hinchados o pesados y empezamos a creer que necesitamos unas “vacaciones de las vacaciones”; Nos desesperamos por bajar el peso en el gimnasio pero rápido, o hacemos esas dietas dizque detox, que a la larga no son factibles.( ¡NO las hagan por favor!).

No es necesario vivir en dietas, es mucho mejor crear hábitos alimentarios sanos, que no es lo mismo.

Hoy día sé bien, que un estilo de vida saludable es aquella que te acompaña SIEMPRE. Incluyendo las vacaciones.

Entonces, siguiendo estas recomendaciones, espero que éstas les sean de utilidad a ustedes también:

  • Bebe H2O: Si, como nos repiten una y otra vez: ¡Toma agua!. ¿Sabías que sentir sed muchas veces se confunde con sentir hambre? Hidratar nuestro cuerpo es importantísmo para controlar el apetito y el cansancio muscular. Donde fueramos llevamos con nosotros una botella de agua filtrada o agua carbonatada. Evita las sodas o bebidas azucaradas, prefiere té natural, agua de coco o Kombucha baja en azúcar.
  • Comparte las comidas: los platos de restaurante por lo general son preparados para complacer el paladar del consumidor, y no tanto para cuidarnos la figura, por lo que son más calóricos y vienen en porciones grandes. Compartir te permitirá saciarte sin comer de más, también podrás ahorrar dinero en un segundo plato (y créanme, ahorrar durante vacaciones puede ser conveniente para otros gastos).  Come despacio, así disfrutas cada bocado y además das tiempo al cuerpo de asimilar que está quedando satisfecho, por lo que comes menos.  Durante nuestra estadía, algunos de nuestros lugares favoritos fueron Chiplotle, Panera Bread, Denis, Burgerfi, The Edison en Disney Springs.
Mitad de un burrito vegetariano en Chipotle
The Electric Garden Impossible Burger, en The Edison de Disney Springs. Completamente vegana.
  • ¿Bebidas alcohólicas o postre?: Miren… no voy a negar que uno debe darse su gustito, pero, en esta vida todo es en moderación: algunas veces resulta más práctico escoger entre comerse el postre o beber ese cocktail que te prometiste beberías durante vacaciones. No ambos. También vale compartir el postre, así puedes beber esa copa de vinito sin remordimientos (pero solo una). Recuerda no excederte, esto es clave.
  • Caminar entre 20 a 40 minutos diarios:  Por lo general, el turista camina mucho, dependiendo del propósito y lugar del viaje. Pero si no eres de esas, recuerda que mantenerte activo(a) ayuda mucho al control del peso. Suelo sugerir siempre caminar después de comer; puede ser dentro de las instalaciones del hotel, usa las escaleras en vez del ascensor, acude al gimnasio o usa la piscina antes de regresar a la habitación a descansar. En nuestro caso, solemos correr todos los días entre 25 y 40 minutos (puedes ver mi progreso en el app de Runtastic y en Nike Run Club: Google Play  itunes.apple); también aprovechamos de ir 3 veces por semana al gym, montar bicicleta y como ya mencioné, después de cenar procuramos siempre salír a caminar, nos ayuda con la digestión.
  • ¡Lleva snacks!: Muchas veces estar de viaje implica comer a deshora, en especial cuando visitas los parques de atracciones. Cuando comes con mucha hambre puedes caer en la tentación de comer muy rápido y de más. Para evitar esto, resulta conveniente llevar contigo (además de agua) los snacks, y así evitar la fatiga.  Procura que NO sean alimentos procesados (galletas, dulces, etc), mejor opta por opciones más naturales. Durante el viaje nuestras aliadas fueron las frutas, nueces, semillas, el hummus y vegetales cortados (tomates, zanahorias, brocoli, apio). Se adquieren en cualquier supermercado o tienda de alimentos y son mucho más económicos que comer en los theme parks.
  • Descansa suficiente: Aún estando de vacas, es importante un buen descanso. La buena noticia es que puedes flexibilizar con el horario, ya que, a menos que tengas que cumplir con una cita o sea un viaje de trabajo, no hay hora de llegada formal a un lugar. Piensa por un momento: si sabes que la noche anterior te acostaste tardísimo, procura dormir no menos de 7 a 8 horas sin interrupción. Es la única manera que podrás rendir al día siguiente, tener una mente fresca y sentirte con energías para disfrutar de la próxima aventura. No te estreses por tener que llegar a un lugar, disfruta del recorrido. Tu descanso debería ser prioridad, en fin, para eso son las vacaciones, ¿no creen?
Anuncios

One Reply to “Consejos para no subir de peso durante los viajes”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: